Para poder llevar a cabo la dieta tienes que tener siempre en casa frutas y verduras. Lo ideal es que compres al menos una vez a la semana frutas y verduras frescas variadas (para ensaladas, cremas de verduras, saltearlas, para hervir…). Y por si la semana se te complica y no tienes tiempo, siempre va bien tener en casa conservas de verduras como espárragos o alcachofas que te solucionan una cena.
1 tigela (2 conchas) de sopa ou creme de legumes (sem batata) ou 1 prato de salada ou ½ prato de legumes cozinhados + 1 posta de peixe pequena (por exemplo, 1 lata de atum ao natural, lombos de pescada, salmão) ou ½ chávena de miolo de camarão cozido ou 1 ovo cozido ou carne (por exemplo, 1 bife de peru ou frango, 1 fatia de carne assada sem molho) ou 3 fatias de fiambre de aves ou 1 queijo fresco (pequeno) magro ou pouco gordo ou ½ requeijão magro ou ½ mozzarella ou 1 chávena de cogumelos frescos cozinhados
Evita las secciones del supermercado donde estén los alimentos más calóricos y tentadores. Lo mejor es limitarte al perímetro del mercado, que es donde suelen estar los alimentos frescos. Sin embargo, cuando realmente precises pasar por esta zona, aléjate de los elementos “enemigos”, como los dulces y los refrescos. Como dice el refrán, “Ojos que no ven, corazón que no siente”.[9]
Nem passe pelas seções do mercado que têm alimentos calóricos. É melhor limitar o seu perímetro de acesso às partes do mercado onde ficam os alimentos saudáveis e frescos. No entanto, se você tiver que sair da rota para pegar algo, evite as áreas onde estão os seus maiores inimigos, como doces ou refrigerante. É como prega o ditado: os que os olhos não veem, o coração não sente![9]
Varie um pouco no treino para torná-lo interessante. A variedade é o segredo do sucesso, tanto para quem quer ficar saudável como para quem quer estar sempre motivado. Quando fazemos os mesmos exercícios dia após dia, os riscos de lesões até aumentam — além de todo o processo ficar entediante e, por consequência, mais chato. Na academia, use aparelhos diferentes, faça aulas em grupo e incorpore outras modalidades de atividades à sua rotina.[18]
Varía el entrenamiento para conservar la motivación. La variedad es un aspecto clave a la hora de mantener un buen estado de salud y conservar la motivación. Realizar el mismo ejercicio todos los días incrementa el riesgo de sufrir lesiones. Además, una rutina repetitiva puede hacer que te aburras y pierdas la motivación necesaria para seguir entrenando. Cuando estés en el gimnasio, utiliza máquinas distintas, toma clases en grupo e incorpora un entrenamiento de resistencia para variar un poco.[18]

Café da manhã : 2 parados médios dal (feitos a partir de restos dal, se houver) + 1 tigela de coalho baixo teor de gordura / 2 Paddus de vegetais Ragi com chutney de amendoim / 2 panquecas de vegetais pequenas e fofinas / 2 paranthas + 1 tigela de vegetais raita / Paneer e banho de arroz vegetal (Do restante arroz) + 1 tigela de coalho / 2 idlis com sambhar

Un estudio de una universidad de Tokio encontró que las personas que tomaron un descanso de 20 minutos aproximadamente en la mitad de sus sesiones cardio de una hora, quemaron 20% más grasa que las personas que entrenaron por una hora sin parar debido a que...Tomar descansos cortos de 20 minutos en tus ejercicios hace que tus hormonas para quemar grasa funcionen mejor.


Soy blogger en YouTube y muestro mi imagen en el canal MIMUNDOYYOVLOGS. Al ser también profesional de la salud sé que tengo que cuidarme tanto por dentro como por fuera y como no sabía cómo llevar mi alimentación me puse en contacto con el grupo Alimmenta a través del gym que hay en Parc Vallès en Terrassa y allí me atendió Carme que lo primero que hizo fue no ponerme a dieta sino enseñarme a comer bien, de manera equilibrada y comer de todo, sin dejar de comer ningún alimento.

Consume porciones más pequeñas para reducir la ingesta calórica diaria. No es necesario que dejes de comer todo lo que te gusta para poder perder peso. Al mismo tiempo, escoger platos más saludables no implica que puedas comer la cantidad que desees. Por lo tanto, controla el tamaño de las porciones con tazas medidoras o cucharas especiales. Si lo deseas, puedes comer en platos o recipientes más pequeños como un truco mental para que el cerebro crea que estás comiendo más.[5]
Consume porciones más pequeñas para reducir la ingesta calórica diaria. No es necesario que dejes de comer todo lo que te gusta para poder perder peso. Al mismo tiempo, escoger platos más saludables no implica que puedas comer la cantidad que desees. Por lo tanto, controla el tamaño de las porciones con tazas medidoras o cucharas especiales. Si lo deseas, puedes comer en platos o recipientes más pequeños como un truco mental para que el cerebro crea que estás comiendo más.[5]

Participe de programas intensivos de perda de peso. Nem todo mundo consegue se ater a estratégias como praticar exercícios e adotar dietas específicas. Alguns hábitos e rotinas acabam levando a pessoa de volta ao que era antes. Para evitar que isso aconteça, muita gente entra em programas de perda de peso que são mais intensivos. Cada um tem um estilo e um público diferentes (jovens, adultos ou idosos).[24]


Tú quemas más calorías o usas mucha más energía para levantar pesas que tienen mayor peso, además…Obtendrás un mayor efecto de eliminación de grasa posterior a esta actividad debido a la alta intensidad del ejercicio, y también al hecho de que el metabolismo de tu cuerpo tendrá que quemar más grasa para así poder ayudar a tu cuerpo a recuperarse de haber hecho un entrenamiento con pesas más pesadas – Ve aquí para mirar que tiene que ver el efecto quemador posterior al ejercicio con la pérdida de peso. 14. Haz cardio al final para eliminar grasa rápidamente
Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo.
×