Identifica los factores que te llevan a comer alimentos poco saludables y descubre cómo evitarlos. Todas las personas desean comer sus alimentos preferidos de vez en cuando. Por lo tanto, no te sientas mal contigo mismo. Para reducir o eliminar su consumo, descubre cuáles son los factores desencadenantes, ya sea una actividad, un momento del día o determinadas emociones. Luego, piensa cómo lidiar mejor con la situación y evita comprar o guardar estos productos en tu casa o trabajo. Esto te ayudará a no ceder ante la tentación.[6]
En cierta forma, influenciados por la sociedad en la que vivimos, siempre que hablábamos de dietas u objetivos para adelgazar, nos venía a la mente el «pasar hambre» o incluso el «dejar de salir». Adriana nos demostró que no, más bien todo lo contrario. Todavía me acuerdo los primeros días de mi nueva forma de comer, donde incluso comía más que antes. Lo más sorprendente fue ver como, comiendo más pero mejor, el objetivo se iba alcanzando.
Muchas gracias Adriana y a todo el equipo de Alimmenta. No sólo por las consultas y los ánimos que nos habéis dado, sino también por los videos e interacción en redes sociales que nos ofrecéis como otro medio de comunicación. En un mundo donde ya las distancias no importan, nos demostráis que la calidad no depende de ir presencialmente a consulta sino de los profesionales que la conformáis.
Priorize as proteínas magras e os vegetais sem amido na hora de comer. Preencha ½ do prato com vegetais sem amigo, ¼ com proteínas magras e ¼ com cereais integrais ou vegetais com amido. Além disso, incorpore gorduras saudáveis, como azeite de oliva, abacate e alguns peixes à dieta. Na hora de lanchar, coma frutas, nozes, sementes e vegetais cortados.[4]
Considera la liposucción. Esta es una opción quirúrgica muy rápida para perder peso. Por lo general, solo se recomienda para aquellas personas que tienen una o dos áreas grasas del cuerpo, pero que tienen un peso corporal saludable. Como todo procedimiento quirúrgico, conlleva ciertos riesgos para la salud y solo debe realizarlo un profesional certificado.[25]
É nos meses em que vestem menos roupa que mais mulheres se preocupam com a sua silhueta. É também nesse período que as mulheres mais iniciam dietas, sempre na esperança de conseguir recuperar uma figura (mais) esbelta a tempo do biquíni. Os mais precavidos não esperam, no entanto, pelos meses de maior calor. Muitos iniciam dietas nos meses menos quentes para não terem de fazer dieta a correr.

Realiza ejercicios cardiovasculares. Si bien la combinación de ejercicios aeróbicos con el entrenamiento de resistencia es muy importante para mantener un buen estado de salud, la actividad cardiovascular es esencial para perder peso rápidamente. El entrenamiento de fuerza y resistencia no siempre proporciona una pérdida de peso inmediata, pero permite acelerar el metabolismo y distribuye mejor el uso de la energía.[17]
Evita las secciones del supermercado donde estén los alimentos más calóricos y tentadores. Lo mejor es limitarte al perímetro del mercado, que es donde suelen estar los alimentos frescos. Sin embargo, cuando realmente precises pasar por esta zona, aléjate de los elementos “enemigos”, como los dulces y los refrescos. Como dice el refrán, “Ojos que no ven, corazón que no siente”.[9] 

Nem toda dieta é feita de salada e mais salada. Para a nutricionista e personal trainer Zana Morris, a gordura também pode ser uma aliada e tanto para a perda de peso. Por mais de 12 anos, ela acompanhou pessoas que eliminaram em média 3 kg (chegando a perder até 5 kg) e 5 cm de cintura em duas semanas. Em seu novo livro, chamado "The High Fat Diet" (dieta da gordura, em tradução livre) ela explica como seguir essa dieta para emagrecer rápido. Veja a seguir.
×