Em contrapartida, evite fazer o consumo de alimentos que apresentam um alto valor glicêmico, como o arroz branco, os doces, os açúcares, os biscoitos e bolos. Saiba que esses alimentos citados, são digeridos rapidamente e promovem um retardo do seu metabolismo. Dessa forma, essa rapidez com que esses alimentos são digeridos, engana o cérebro onde a sensação de saciedade permanece por muito menos tempo.
Si por el contrario estás acostumbrado a realizar ejercicios aeróbicos, independientemente de la modalidad de ejercicio elegida (spinning, running o natación), pásate al ejercicio por intervalos. Con media hora al día, será suficiente. 8 minutos de calentamiento, 15 de ejercicio por intervalos en los que alternes 1 minuto de ejercicio fuerte con 1 más lento y 7 minutos de enfriamiento.
Realiza ejercicio durante al menos 30 minutos, todos los días. Practicar ejercicios de manera regular te permitirá quemar más calorías y mejorar la salud cardíaca y el metabolismo. Realiza ejercicios aeróbicos todos los días e incorpora un entrenamiento de fuerza de dos a tres veces por semana. Escoge una actividad que disfrutes para mantenerte motivado.[15]
Tu cuerpo empezará a quemar más grasa para obtener energía durante tu entrenamiento cardio, y no quemará una combinación de grasas y carbohidratos debido a que ya habrás gastado la mayor parte de los carbohidratos almacenados por tu cuerpo para obtener la energía que usaste durante tus 45 minutos de ejercicios para aumentar músculo o de ejercicios para esculpir el cuerpo y …
Antes de que saltes a la bicicleta o a la caminadora por una hora, es mejor que gastes 45 minutos haciendo una rutina de ejercicios para aumentar músculo o haciendo ejercicios para moldear el cuerpo para gastar la mayoría de los carbohidratos almacenados o glucógeno en tu cuerpo como energía, de tal manera que cuando estés listo para hacer tu entrenamiento cardiovascular…

Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo. 
×