Prueba la dieta de alimentos crudos si te gustan las frutas y los vegetales crudos. Esta es la mejor opción para las personas que no les gusta la carne y están cansadas de cocinar. Como su nombre lo indica, esta dieta consiste en consumir únicamente alimentos que no hayan sido preparados o cocidos. Es posible perder peso al consumir una gran cantidad de frutas y vegetales frescos, además de leche de coco, nueces, semillas y otros alimentos crudos.[14]
Haz reemplazos inteligentes para las comidas más calóricas. Prácticamente todos los alimentos tienen alternativas más saludables que te permitirán disfrutar tus platos favoritos sin consumir tanta grasa, azúcar y calorías innecesarias. Reemplaza las bebidas y los alimentos procesados y altos en calorías por opciones más saludables para poder perder peso más rápido.[8]

Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo.

×