En cierta forma, influenciados por la sociedad en la que vivimos, siempre que hablábamos de dietas u objetivos para adelgazar, nos venía a la mente el «pasar hambre» o incluso el «dejar de salir». Adriana nos demostró que no, más bien todo lo contrario. Todavía me acuerdo los primeros días de mi nueva forma de comer, donde incluso comía más que antes. Lo más sorprendente fue ver como, comiendo más pero mejor, el objetivo se iba alcanzando.
English: Lose Weight Fast, Français: perdre rapidement du poids, Deutsch: Schnell abnehmen, Español: bajar de peso rápidamente, Русский: быстро похудеть, 中文: 快速减肥, Nederlands: Snel afvallen, Čeština: Jak rychle zhubnout, 日本語: すぐに体重を落とす, Bahasa Indonesia: Cepat Menurunkan Berat Badan, Italiano: Perdere Peso Velocemente, हिन्दी: तेजी से वजन घटाएं, العربية: إنقاص وزنك سريعًا, 한국어: 빨리 체중감량하는 방법, Tiếng Việt: Giảm cân Nhanh, ไทย: ลดน้ำหนักให้ได้ผลเร็ว, Türkçe: Nasıl Hızlı Kilo Verilir
Prueba la dieta de alimentos crudos si te gustan las frutas y los vegetales crudos. Esta es la mejor opción para las personas que no les gusta la carne y están cansadas de cocinar. Como su nombre lo indica, esta dieta consiste en consumir únicamente alimentos que no hayan sido preparados o cocidos. Es posible perder peso al consumir una gran cantidad de frutas y vegetales frescos, además de leche de coco, nueces, semillas y otros alimentos crudos.[14]

Calcule quantas calorias você pode ingerir sem ganhar peso. Para começar, determine qual é a sua taxa metabólica basal (TMB), que indica quanta calorias você precisa ingerir diariamente. Depois, use uma calculadora virtual para descobrir quantas dessas calorias dá para queimar por meio de exercícios. Por fim, subtraia 1.000 para cada quilo que quer perder nessa semana.[1]


Por ejemplo, quizás te guste comer palomitas de maíz en el cine, o sientas ganas de comer algo dulce después del trabajo. Para evitar la tentación, reemplaza estas comidas por alternativas que se adecúen a tu dieta. Por ejemplo, lleva al cine una opción más saludable, como palomitas de maíz sin azúcar, sal o mantequilla. También puedes comer un pequeño trozo de chocolate amargo por la tarde, en vez de consumir dulces o golosinas.

Esta guía no solo mejorara tu aspecto físico y emocional, también tendrá una gran influencia en tu salud, ya que la guía te ayudara a que todos tus órganos digestivos funcionen de la mejor forma posible, pero tu estomago no será el único agradecido, al mejorar los órganos digestivos y todo lo que eso significa, también estarás ayudando a tu corazón y cerebro a funcionar mejor también.


Varía el entrenamiento para conservar la motivación. La variedad es un aspecto clave a la hora de mantener un buen estado de salud y conservar la motivación. Realizar el mismo ejercicio todos los días incrementa el riesgo de sufrir lesiones. Además, una rutina repetitiva puede hacer que te aburras y pierdas la motivación necesaria para seguir entrenando. Cuando estés en el gimnasio, utiliza máquinas distintas, toma clases en grupo e incorpora un entrenamiento de resistencia para variar un poco.[18]
Realiza ejercicio durante al menos 30 minutos, todos los días. Practicar ejercicios de manera regular te permitirá quemar más calorías y mejorar la salud cardíaca y el metabolismo. Realiza ejercicios aeróbicos todos los días e incorpora un entrenamiento de fuerza de dos a tres veces por semana. Escoge una actividad que disfrutes para mantenerte motivado.[15]

Além de beber água deve-se tomar chás porque eles ajudam a eliminar as toxinas e ajudam a emagrecer. Um ótimo exemplo é o chá verde, que possui catequinas que ajudam a secar a barriga, ou um chá diurético como por exemplo, a mistura de dente-de-leão com chapéu-de-couro e salsaparrilha, que ajuda a eliminar o excesso de líquidos do corpo, desinchando a barriga.


Consume porciones más pequeñas para reducir la ingesta calórica diaria. No es necesario que dejes de comer todo lo que te gusta para poder perder peso. Al mismo tiempo, escoger platos más saludables no implica que puedas comer la cantidad que desees. Por lo tanto, controla el tamaño de las porciones con tazas medidoras o cucharas especiales. Si lo deseas, puedes comer en platos o recipientes más pequeños como un truco mental para que el cerebro crea que estás comiendo más.[5]
1 tigela (2 conchas) de sopa ou creme de legumes (sem batata) ou 1 prato de salada ou ½ prato de legumes cozinhados + 1 posta de peixe pequena (por exemplo, 1 lata de atum ao natural, lombos de pescada, salmão) ou ½ chávena de miolo de camarão cozido ou 1 ovo cozido ou carne (por exemplo, 1 bife de peru ou frango, 1 fatia de carne assada sem molho) ou 3 fatias de fiambre de aves ou 1 queijo fresco (pequeno) magro ou pouco gordo ou ½ requeijão magro ou ½ mozzarella ou 1 chávena de cogumelos frescos cozinhados

1 chávena de chá ou infusão sem açúcar (por exemplo, chá preto ou verde, infusão de limão, de camomila, de cidreira ou de hortelã) ou 1 copo de leite magro ou 1 copo de leite de soja sem aromas ou 1 iogurte magro (sólido ou líquido, de aromas ou pedaços) ou 1 iogurte de soja + café ou descafeinado (se desejar) sem açúcar. Em alternativa, use a canela (pó ou pau) para adoçar + 1 fatia de pão de centeio ou pão de kamut ou de espelta ou 3 bolachas de arroz ou milho tufado ou 3 tostas de centeio ou 5 colheres de sopa de flocos de aveia.
Para poder llevar a cabo la dieta tienes que tener siempre en casa frutas y verduras. Lo ideal es que compres al menos una vez a la semana frutas y verduras frescas variadas (para ensaladas, cremas de verduras, saltearlas, para hervir…). Y por si la semana se te complica y no tienes tiempo, siempre va bien tener en casa conservas de verduras como espárragos o alcachofas que te solucionan una cena.
Realiza ejercicio durante al menos 30 minutos, todos los días. Practicar ejercicios de manera regular te permitirá quemar más calorías y mejorar la salud cardíaca y el metabolismo. Realiza ejercicios aeróbicos todos los días e incorpora un entrenamiento de fuerza de dos a tres veces por semana. Escoge una actividad que disfrutes para mantenerte motivado.[15]
×