Practica ejercicios que requieran un esfuerzo de todos los grupos musculares. De esta forma, podrás trabajar todo el cuerpo y quemar más calorías con más músculos a la vez, como realizar varios movimientos en un solo ejercicio. Por ejemplo, combina un ejercicio de resistencia de brazos (como elevar las mancuernas por encima de la cabeza) con un ejercicio leve para las piernas (como trotar o andar en bicicleta).[19]
Sé realista en cuanto al tipo de ejercicio que puedas realizar al iniciar un programa nuevo. Si no tienes experiencia en el mundo de la actividad física, es poco probable que puedas esforzarte demasiado o entrenar durante mucho tiempo. Sin embargo, no es necesario realizar demasiado ejercicio para obtener resultados. Escoge una actividad que no presente muchas complicaciones, e incrementa la intensidad de manera gradual.[16]
×