Priorize as proteínas magras e os vegetais sem amido na hora de comer. Preencha ½ do prato com vegetais sem amigo, ¼ com proteínas magras e ¼ com cereais integrais ou vegetais com amido. Além disso, incorpore gorduras saudáveis, como azeite de oliva, abacate e alguns peixes à dieta. Na hora de lanchar, coma frutas, nozes, sementes e vegetais cortados.[4]
Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.
Nem toda dieta é feita de salada e mais salada. Para a nutricionista e personal trainer Zana Morris, a gordura também pode ser uma aliada e tanto para a perda de peso. Por mais de 12 anos, ela acompanhou pessoas que eliminaram em média 3 kg (chegando a perder até 5 kg) e 5 cm de cintura em duas semanas. Em seu novo livro, chamado "The High Fat Diet" (dieta da gordura, em tradução livre) ela explica como seguir essa dieta para emagrecer rápido. Veja a seguir.
Você está cansado de ser motivo de piada por causa do seu peso? Não se preocupe: a melhor forma de emagrecer de maneira saudável é adotar uma alimentação com menos calorias e a qual seja fácil se ater. Além disso, comece a praticar exercícios todos os dias para queimar o excesso de gordura e cuidar do coração. Por fim, se o seu objetivo é só perder uns quilinhos rapidamente, leia as dicas deste artigo para conhecer técnicas e outras estratégias interessantes.
Varía el entrenamiento para conservar la motivación. La variedad es un aspecto clave a la hora de mantener un buen estado de salud y conservar la motivación. Realizar el mismo ejercicio todos los días incrementa el riesgo de sufrir lesiones. Además, una rutina repetitiva puede hacer que te aburras y pierdas la motivación necesaria para seguir entrenando. Cuando estés en el gimnasio, utiliza máquinas distintas, toma clases en grupo e incorpora un entrenamiento de resistencia para variar un poco.[18]
Escoge proteínas magras y vegetales no almidonados a la hora de planificar tus comidas. Llena 1/2 plato con vegetales no almidonados, 1/4 con proteínas magras y 1/4 con granos integrales o vegetales almidonados. Además, incorpora grasas saludables, como el aceite de oliva, el aguacate y el pescado graso. Consume frutas, nueces, semillas y vegetales cortados como bocadillos. [4]
Empeze en el octubre del 2016 con 97 kg y después de 8 meses ya estoy a 85 kg. Estoy bien, me siento muy energética y positiva y ya se que falta poquito para llegar a mi objetivo de 79 kg. Y todo esto gracias a la ayuda y a la guía de Marisa en Alimmenta. Con su profesionalidad he por fin re-aprendido a comer en manera saludable, a utilizar bien los alimentos en mi dia a dia y he afrontado los cambios que estaban pasando en mi vida con mucha positividad y un poquito mas de calma también en el aspecto de mi alimentación.
Consume porciones más pequeñas para reducir la ingesta calórica diaria. No es necesario que dejes de comer todo lo que te gusta para poder perder peso. Al mismo tiempo, escoger platos más saludables no implica que puedas comer la cantidad que desees. Por lo tanto, controla el tamaño de las porciones con tazas medidoras o cucharas especiales. Si lo deseas, puedes comer en platos o recipientes más pequeños como un truco mental para que el cerebro crea que estás comiendo más.[5]
Evita las secciones del supermercado donde estén los alimentos más calóricos y tentadores. Lo mejor es limitarte al perímetro del mercado, que es donde suelen estar los alimentos frescos. Sin embargo, cuando realmente precises pasar por esta zona, aléjate de los elementos “enemigos”, como los dulces y los refrescos. Como dice el refrán, “Ojos que no ven, corazón que no siente”.[9] 

Realiza ejercicios cardiovasculares. Si bien la combinación de ejercicios aeróbicos con el entrenamiento de resistencia es muy importante para mantener un buen estado de salud, la actividad cardiovascular es esencial para perder peso rápidamente. El entrenamiento de fuerza y resistencia no siempre proporciona una pérdida de peso inmediata, pero permite acelerar el metabolismo y distribuye mejor el uso de la energía.[17]
Consejo: ten en cuenta que toda dieta que reduzca la ingesta calórica permite bajar de peso. Contrariamente a lo que se cree, no existen planes alimentarios que aceleren la pérdida de peso a partir de ciertos tipos de alimento. Sin embargo, algunas comidas proporcionan una mayor sensación de saciedad durante más tiempo y son más nutritivas. Las dietas especializadas permiten escoger muchos de estos alimentos.
Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo.
×