Consume porciones más pequeñas para reducir la ingesta calórica diaria. No es necesario que dejes de comer todo lo que te gusta para poder perder peso. Al mismo tiempo, escoger platos más saludables no implica que puedas comer la cantidad que desees. Por lo tanto, controla el tamaño de las porciones con tazas medidoras o cucharas especiales. Si lo deseas, puedes comer en platos o recipientes más pequeños como un truco mental para que el cerebro crea que estás comiendo más.[5]
Antes de que saltes a la bicicleta o a la caminadora por una hora, es mejor que gastes 45 minutos haciendo una rutina de ejercicios para aumentar músculo o haciendo ejercicios para moldear el cuerpo para gastar la mayoría de los carbohidratos almacenados o glucógeno en tu cuerpo como energía, de tal manera que cuando estés listo para hacer tu entrenamiento cardiovascular…

1 chávena de chá ou infusão sem açúcar (por exemplo, chá preto ou verde, infusão de limão, de camomila, de cidreira ou de hortelã) ou 1 copo de leite magro ou 1 copo de leite de soja sem aromas ou 1 iogurte magro (sólido ou líquido, de aromas ou pedaços) ou 1 iogurte de soja + café ou descafeinado (se desejar) sem açúcar. Em alternativa, use a canela (pó ou pau) para adoçar + 1 fatia de pão de centeio ou pão de kamut ou de espelta ou 3 bolachas de arroz ou milho tufado ou 3 tostas de centeio ou 5 colheres de sopa de flocos de aveia.
Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo.
×